Entra en acción

Si has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:

Actúa

¿Es la primera vez que firmas una petición? Si es así, antes debes registrarte.

Al participar en esta acción aceptas la Política de Privacidad
34.762 FIRMAS
SUMA LA TUYA
  • # 34.762
    Alex Drago
    Tarragona, España
  • # 34.761
    Lucía Ferreccio Gete
    Madrid, España
  • # 34.760
    Rodolfo Garitaonaindia Cruz
    Álava, España
  • # 34.759
    María Berdayes
    Asturias, España

Marca el territorio por el Lobo

¡ACABEMOS CON LA PERSECUCIÓN DEL LOBO!

NO PERMITAS QUE MATEN LOBOS AL SUR DEL DUERO

 La Junta de Castilla y León anunció a primeros de febrero su intención de matar cuatro lobos al sur del río Duero (dos en Salamanca y dos en Ávila), cediendo, una vez más, a las presiones de determinados ganaderos. Esta decisión se tomó a pesar de que en esta zona la especie está estrictamente protegida por la Directiva Hábitats y por la propia legislación española, que solamente contempla su captura bajo circunstancias excepcionales, científicamente argumentadas y siempre que no exista otra alternativa viable.

Pese a la oposición de más de 30.000 personas que ya han apoyado la petición de WWF y pese a que la Fiscalía ha abierto una investigación a raiz de las denuncias de WWF, la Junta de Castilla y León ha cumplido con su macabra promesa y ha abatido esos cuatro lobos.

Pero la historia no acaba ahí. Se han alzado nuevas peticiones para matar más lobos al sur del Duero porque se siguen produciendo daños, en una muestra más de la gestión caótica y a la carta de esta especie en nuestro país. Una prueba más de la persecución arbitraria que sufre el lobo tanto en las comunidades autónomas donde está protegido como en las que no lo está. En ambos casos el rifle se ha convertido en la principal herramienta de gestión de esta joya de la naturaleza ibérica.

Nos oponemos a la caza del lobo en toda España, pero es especialmente grave que sea la propia administración la que permita la muerte de ejemplares al sur del Duero, donde se encuentra legalmente protegida la especie, traspasando así la línea roja que la Unión Europea ha marcado.

Marca el territorio por el lobo…

… PORQUE LOS LOBOS AL SUR DEL DUERO SIGUEN MUY AMENAZADOS

La presión de la propia Junta de Castilla y León, la caza furtiva y la permisividad ante las demandas del sector ganadero está amenazando la supervivencia de los pocos lobos que campean al sur del río Duero. Además, ni la Comunidad de Madrid ni la Junta de Castilla-La Mancha han favorecido su expansión. En Extremadura ya se ha extinguido y en Andalucía está al borde de su total desaparición.

La inacción del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y las comunidades autónomas al no cumplir su obligación legal de desarrollar planes de recuperación está poniendo en grave riesgo el futuro de estos lobos.

… PORQUE NO SABEMOS CUÁNTOS LOBOS QUEDAN

La Ministra de Medio Ambiente no puede permitir que se aplique esta medida excepcional sin saber exactamente cuántos lobos hay en España y sin información científica que lo avale, ya que el último censo nacional se realizó hace más de 25 años.

… PORQUE MATAR LOBOS NO ES LA SOLUCIÓN

La decisión de la Junta de Castilla y León pretende únicamente dar salida una vez más a la presión de determinadas organizaciones profesionales agrarias, sin buscar otras soluciones, como es su obligación. WWF se opone a que se sigan matando lobos en España y recuerda que el lobo es el último problema de los ganaderos. Lo que realmente pone en jaque el futuro de la ganadería extensiva es el abandono y la falta de apoyo por parte de las administraciones y en ningún caso salvaremos la ganadería extensiva matando lobos.

No podemos permitirlo. Firma y envía esta carta a la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que no maten ni un lobo más.

¡Firma ahora y marca el territorio por el lobo!!

Att Dª. Isabel García Tejerina

Ministra

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

 

 

 

 

 

El pasado mes de Febrero la Junta de Castilla y León anunció públicamente, tras reunirse con ganaderos, su intención de matar cuatro lobos al sur del río Duero pese a que la especie está estrictamente protegida en esta zona por la legislación española y europea. Un anuncio macabro que se culminó el pasado 21 de junio cuando la Junta abatió el último de los 4 lobos, un ejemplar macho en Salamanca en plena época reproductora. Pero ya desde ciertos sectores se ha solicitado la muerte de más lobos en esta zona.

Como máxima responsable de velar por la conservación de la naturaleza en nuestro país debe exigir que se cumpla la legislación ambiental y se garantice la conservación de la especie. La ley establece que únicamente puede autorizarse el sacrificio de un lobo al sur del Duero de manera excepcional y siempre que se haya demostrado que existen daños importantes al ganado, que no haya otras alternativas viables y que los cupos de captura se hayan establecido de acuerdo a criterios científicos. Sin embargo y tal como WWF ha denunciado ante la Fiscalía de Medio Ambiente ninguna de estas premisas se ha cumplido en estos casos.

No se puede entender que se sigan matando lobos en España, sin que el Ministerio que usted dirige tenga un claro conocimiento de la situación real de las poblaciones de la especie -el último censo se realizó hace 25 años- y sin haber exigido a las diferentes Comunidades Autónomas que cumplan con su obligación legal de proteger los lobos al sur del Duero. De hecho, ni la Comunidad de Madrid, ni la de Castilla-La Mancha han aprobado los planes de recuperación de la especie, y tampoco lo ha hecho la de Extremadura, donde ya se ha extinguido, ni la de Andalucía, donde está a punto de desaparecer.

La persecución al lobo no es la solución a los problemas de la ganadería extensiva, cuya grave crisis está relacionada con otros muchos factores y con el abandono por parte de las administraciones.

Por todo ello, le solicitamos que haga cumplir la ley e impida que la Junta de Castilla y León mate estos cuatro lobos, que ponga en marcha de inmediato un censo nacional basado en criterios científicos y que adopte las medidas a que obliga la ley para garantizar la conservación del lobo ibérico al sur del Duero.

 

 

Leer Más